Cómo formatear un disco duro o pendrive en un Mac paso a paso

Y es que, algo tan fácil como formatear un disco duro puede convertirse en una auténtica odisea en un Mac. Bueno, igual estamos exagerando un poco, pero lo cierto es que no resulta tan sencillo como, por ejemplo, lo es en un pc convencional.

Pero ¡no te preocupes! Como siempre, intentamos dejarte un tutorial lo más completo posible para que no se convierta en un suplicio. ¿Quieres saber cómo formatearlo paso a paso y de forma sencilla? Atento a lo que te contamos. 

Atento, el disco quedará borrado totalmente

¿Qué quiere decir esto? Que obviamente cuando formatees un disco duro o un pendrive, todo lo que tienes dentro quedará borrado. Así que, ojo antes de formatear. Nuestro consejo es que mires detenidamente todo lo que tengas dentro para asegurarte de que no vas a borrar algo que deseas.

Para ello, bastará con que los escojas y los copies en tu propio ordenador o en otro disco duro. El formatear implica volver a la unidad de almacenamiento a cero. Por tanto, ¡cuidado!

¿Tienes ya guardados todos los documentos y archivos importantes? Pues bien, ahora llega el momento de formatear la unidad. Lo primero que tendrás que hacer, obviamente, es conectar el disco de almacenamiento que quieras formatear a tu Mac.

Una vez lo tengas, tendrás que dirigirte hasta la carpeta de ‘Aplicaciones’ de tu ordenador. Allí, ve hasta la opción de ‘Utilidad de discos’. Cuando la tengas, verás que en la barra lateral aparece la unidad de disco que quieres formatear. Si tienes más conectadas, asegúrate de que vas a borrar la adecuada.

Ahora, una vez selecciones el disco, verás que vas a poder hacer clic en la opción de ‘Borrar’. En este momento podrás seleccionar los archivos a utilizar, cuidado aquí por que tienes dos opciones:

  • Utiliza MacOS Plus (archivo de sistema HFS+) o bien APFS en el caso de que quieras un disco compatible con Mac. Es decir, solo podrás utilizarlo en este sistema operativo. Va genial para instalar un software nuevo y arrancar el sistema directamente desde la propia unidad.
  • En cambio, utiliza ExFAT en el caso de que el disco quieras utilizarlo tanto en Windows como en macOS. Así podrás usarlo en ambos sistemas sin problemas.

Eso sí, te recomendamos que no utilices ni FAT ni FAT32. Es cierto que funcionarán, pero lo cierto es que son algo antiguos y no dan la oportunidad de almacenar más allá de 4GB. Suelen usarse, como mucho, para memorias USB que se usan en televisores.

Una vez aceptes, verás como empieza el proceso de formateo de tu unidad de almacenamiento. Depende de lo que tengas dentro durará más o menos de tiempo. Aunque por lo general suele ser bastante rápido. Si cuando acabe piensas que hubiera sido mejor elegir otro formato, podrás volver a repetir el proceso, ¡no te preocupes!

¿Ves? No es tan difícil, ¿verdad? Formatear un disco duro o un pendrive en un ordenador Mac es mucho más fácil de lo que pensabas seguro. Ahora, podrás hacerlo en tan solo unos pasos.

Share this Story
Cargar más artículos relacionados
Cargar más por Ayuda Apple

Dejar una respuesta

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Cómo guardar fotos en iPhone

¿Quieres saber cómo puedes transferir fotos y vídeos ...